M.C.U.D.

 

MOVIMIENTO CUBANO UNIDAD DEMOCRÁTICA

"Trabajando juntos por Cuba Libre"

 
M.C.U.D.
QUIENES SOMOS
OBJETIVOS
INFO CUBA
OPOSICION
DOCUMENTOS
CUBA EN FOTOS
ARCHIVOS
EVENTOS
DONACIONES
ENLACES

 

 
 
Artículos


¿Cuál embargo? Pregunta de un cubano de la isla.

LA HABANA/18 de noviembre del 2003
( www.cubanet.org )
Días atrás fui invitado a participar en una de las tantas reuniones
que realiza el "Arco Progresista", coalición que agrupa a una decena
de organizaciones de izquierda, muy utópicas, por cierto. Hay que
ver su plataforma política y lo que proponen para darse cuenta
frente a quiénes estamos.

La reunión se realizó con el objetivo de dejar plasmada su posición
respecto a la votación efectuada en la Asamblea General de las
Naciones Unidas, donde de manera casi unánime se votó por el
levantamiento del embargo norteamericano a la Isla, algo para lo que
no tenían necesidad de reunirse, pues han realizado mil y un
comunicados donde han dejado bien clara su "siniestra" posición
respecto al manido tema.

Como era de esperar, cada uno de los presentes de forma disciplinada
(los años pasados en las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas y
el Partido Comunista de Cuba han dejado su huella) fueron expresando
su conformidad "uniforme" con el texto, definido por los "arqueros"
mayores como "no confrontacional"; es decir, puede ser publicado lo
mismo en Granma que en el New York Times.

Cuando todos terminaron sus exposiciones y sus loas a su declaración
(ese rojo mal endémico de siempre estar empezando algo para nunca
terminarlo) uno, apuntando su arco hacia donde me encontraba
sentado, espetó: "¿Cuál es tu posición respecto al embargo?"

"¿Cuál embargo?", respondí pausadamente, tratando de comportarme lo
más diplomáticamente.

Desde que tengo uso de razón estoy oyendo hablar del embargo, de
bloqueo o guerra económica en mayor o menor grado; es decir, de
acuerdo hacia donde estuvieran soplando los vientos y si las
circunstancias lo requerían. Por ejemplo, cuando la Unión Soviética
subvencionaba la economía isleña por un monto de 5 mil millones de
dólares, la palabra embargo era rara vez escuchada en boca de los
miembros de la nomenklatura, a no ser para justificar el fracaso
estrepitoso de algún plan económico. Después del derrumbe
del "socialismo real" y cerrado abruptamente el grifo de la
subvención, no quedó más remedio que retomar el viejo pero siempre
eficaz argumento del "feroz enemigo imperialista".

Pero si nos ajustamos a la realidad, ¿de qué embargo estamos
hablando? Cuba puede comprar en los Estados Unidos todo el alimento
y la medicina que desee (y de hecho lo está haciendo) siempre y
cuando pague en efectivo. Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Que le
otorguen líneas de créditos? ¿Que suspendan las restricciones a los
norteamericanos para que puedan viajar libremente a la Isla? ¿O que
el capital financiero de Wall Street subvencione la depauperada
economía socialista?

Ahora, asumiendo que algo de esto ocurra, como es el caso de la
reciente enmienda aprobada en la Cámara y el Congreso de los Estados
Unidos con relación a los viajes a Cuba, ¿cuál sería el beneficio
que esto traería a nuestro pueblo, al real, al de a pie? ¿Acaso no
es un ejemplo palpable el flujo de turistas hacia la Isla año tras
año? Y aún no se percibe la más mínima mejora en el nivel de vida de
la población. ¿A dónde van a parar esas ganancias? ¿Qué hace pensar
que con el turismo norteamericano no sería igual?

Dejemos de engañarnos y de hacerle el juego al nefasto régimen que
nos desgobierna. El principal obstáculo para nuestro bienestar es el
sistema obsoleto que padecemos por más de cuatro décadas y no el tan
socorrido embargo, convertido por el régimen y sus "tontos útiles"
de adentro y de afuera en la principal justificación de la total
ineficiencia de este estanilismo tropical.

Estoy convencido de que levanten o no el embargo, todo seguirá como
hasta ahora, viajando en "camello" y esperando por lo que nos toque
comprar con la libreta de racionamiento. Lo demás es soñar
despierto

Fuente: FuturodeCuba.org